lunes, 25 de febrero de 2013

¿QUE OCURRE CON EL CASO VALDÉS?

Armando Valdés debe ser uno de los chilenos más conocidos por los ufólogos de todo el mundo. Esto debido a que en el año 1977 fue protagonista de uno de los casos más importante de abducción (secuestro por parte de supuestos alienígenas) a nivel global. En ese año, era un cabo del Ejército que se encontraba acampando junto a sus camaradas a cinco kilómetros de Putre, una pequeña ciudad del norte de Chile, limítrofe con Perú. Allí, y en medio de la noche, siguió una potente luz que llegó de improviso al campamento. Tras desaparecer en ella, volvió con una barba de varios días, pero sólo habían pasado 15 minutos. Cuando sus soldados le preguntaron qué era lo que había sucedido, él les dio una insólita respuesta: “Nunca sabrán quiénes somos, ni de dónde venimos, pero volveremos”, lo cual los dejó totalmente consternados. La historia, rápidamente ganó fama internacional debido a que el protagonista era un militar, cosa que no era habitual para la época. Sin embargo, fue en el año 1998 cuando Armando Valdés se atrevió a hablar en un medio masivo para contar en detalle su fantástica experiencia. Por supuesto como ocurre con muchos casos de abducción hubieron muchos detractores. Sin embargo al cabo de un tiempo declaró algo completamente distinto, negando rotundamente que hubiera sucedido nada relacionado con ovnis ni extraterrestres. El periodista Patricio Abusleme, autor del libro “La noche de los centinelas” en donde se habla extensamente sobre este emblemático caso de la ufología chilena, piensa que Armando Valdés cambió su versión de los hechos, luego de muchos años, debido a sus convicciones religiosas. “Yo creo que sus creencias pudieran estar influyendo”, comentó Abusleme al noticiario “Teletrece” de Canal 13. “Está a punto de ser obispo y él tiene que entrar en un mundo donde no hay nada diabólico”, destacó por su parte, Enrique Sepúlveda, Presidente de la Corporación de Investigación de Ovnis, quien no cree en el nuevo testimonio de Valdés. A pesar de que existe una entrevista que data de inicios del 2009 en las que el propio cabo Valdés asegura que no existió ninguna abducción, que fue una broma o histrionismo fruto del estrés, y que en realidad solo se había ido a orinar durante los 15 minutos de su desaparición. En otra entrevista hecha por el prestigioso periodista español Iker Jiménez el cabo parece contradecir su confesión y retornar a su versión original. Pero para sorpresa de todos el propio Valdés desmintió a Iker Jiménez lo dicho en la entrevista en el "II Encuentro Ufológico de Maipú" donde repitió varias veces "nunca fui abducido"(?). El pasado lunes 18 de Febrero del 2013 tras una entrevista con TVN de Chile, el cabo Valdés indicó de nuevo que toda la historia fue falsa. ¿que ha ocurrido con este hombre? ¿que ocurre con el caso Valdés? A continuación os dejo con varias entrevistas sobre el caso realizadas en varias épocas. La primera es la realizada por Pablo Honorato en 1977 a continuación la primera entrevista después de 22 años de su experiencia donde declaró su caso (1999) realizada por Pedro Carcuro y mostrada en cuatro partes y por último sus desconcertantes declaraciones de este año.

1 comentario :

Dj Undertaker dijo...

Hey, Manel!! Es triste, pero a estas alturas no hay duda que el caso de Armando Valdés fue un fraude, créelo. En el programa 4º Milenio de Iker Jiménez resultó muy sospechoso que dijera más o menos que todavía hoy intentaba aclararse mentalmente sobre lo que pasó aquella noche. Además no se encontraron huellas o evidencia alguna de proximidad o aterrizaje OVNI y sus compañeros milicianos simplemente convinieron que habían visto una rara luz de lejos, aparentemente aproximándose a una montaña, que podía ser Venus, alguna estrella de gran magnitud, un aerolito o véte a saber. Soltó una broma a los soldados y al comprobar que se tomaba en serio aprovechó para justificarse que iba sin afeitar, para que no le arrestasen por falta de higiene. Además, el hacerse religioso no impele a que uno reniegue de contacto con posibles seres extraterrestres, pues sabrás que hasta el propio Vaticano ha reconocido su existencia y se les considera también como hijos de Dios y hermanos nuestros del espacio. El arrastraba un problema de conciencia porque el caso se ha prodigado en popularidad. Al final se impuso la conciencia. Chao!!